al borde del precipicio, y ni siquiera por nuestra propia voluntad

Ni los más pesimistas podrían augurar un panorama tan desconcertante como el que vivimos en España. Parece que ya no se puede contar con profesionales cuyos méritos lo hacían idóneos para trabajar en lo público. Después de la muerte de Franco, la nueva democracia le dio protagonismo a los penenes ( profesores no numerarios ). Y se ha notado bastante la lenta decadencia a la que nos ha llevado su gestión en los 40 años democracia; añoramos los días en los que fuimos administrados por aquellos profesionales que accedían al doctorado no por turnos como lo hacen actualmente, sino tras años de estudio, de aplicación práctica de la profesión, de durísimos exámenes que evaluaban su total dominio en la materia que habían estudiado. Ahora, ni siquiera profesores, una horda de inadaptados sociales ocupa las poltronas del poder.  Y los efectos de tal despropósito no se han hecho esperar.

El país va a la deriva. Europa entera se tambalea indolentemente al borde de un precipicio que amenaza su propia existencia. El cáncer del mundo occidental han sido sus políticos, … y una población que jamás se atrevió a exigir de ellos sensatez, acomodada en un estado de somnolencia, o simplemente sin querer saber nada de hacia donde le están conduciendo esta oligarquía de políticos incompetentes.

Lamentables ejemplos de esta incompetencia, generalmente pilotada por partidos de izquierda, las tenemos en el mundo: Venezuela es un ejemplo de la tesis que intento desarrollar en éste artículo. No sería legítimo preguntarse dónde estaba esa población que hoy sufre los efectos de una feroz dictadura y privaciones hasta de lo más elemental. ¿Por qué se dejó llevar por un populismo barato que ofrecía respuestas fáciles a problemas realmente complejos?.

Soy de la opinión de que los pueblos tienen lo que se merecen. La no vigilancia en la formación -o el adoctrinamiento como ocurre en la actualidad- de los menores, la indolencia a la hora de defender el territorio, la cultura o el derecho natural nos llevan a la desintegración de los pueblos y el envilecimiento de sus habitantes, montados en un relativismo que no les conduce sino hacia su propia ruina. Es la tumba que ellos mismos se esforzaron en cavar.

España se está viendo arrastrada por esta corriente. Cada día es más evidente el riesgo de balcanización. La oligarquía política más parece que está entretenida en mantener a toda costa sus cuotas de poder y privilegios. Hablar y hablar sin que este diálogo llegue a ningún sitio o, peor aún, a imponer a la ciudadanía una disparatada legislación.

Así es. Pero, yo no pondría todo el peso de la culpa sobre esta oligarquía de inadaptados sociales. Esa sociedad que con su indolencia conspiró en facilitarles el camino hacia el poder, también es responsable de la desgracia que hoy padecen.

Anuncios

errores en la política de comunicación

Los inicios de una formación política son dificiles. Más aún cuando no se dispone de experiencia suficiente para abordar los retos que van saliendo al paso. Una de las áreas, quizás la más importante, es la de comunicación. Saber difundir el mensaje de una manera eficiente es vital para el partido. Controlar ese flujo de información debe ser, en mi opinión, uno de los aspectos a los que más atención se debe prestar.

Las redes sociales son un puntal básico a la hora de transmitir el mensaje. Son un medio, una herramienta para conseguir un fin, no un fin en si mismo. Ahora bien, deberiamos preguntarnos si estamos transmitiendo el mensaje con coherencia o no. Una mala estrategia puede dar al traste con todos los esfuerzos realizados previamente. De nuevo, en mi modesta opinión, no ha existido una planificación previa, ni ha sido entendida por todos los que han estado al cargo de las redes sociales, ni tuvimos una estrategia común de partido. Un arma de doble filo que puede haber conseguido que el mensaje no haya llegado integro al ciudadano sino, por el contrario, completamente distorsionado.

Nos hemos creido el espíritu asambleario que se esfuerzan por transmitir otras formaciones políticas. Una empresa no participa de este espíritu falsamente democrático y festivo sino por una estructura jerarquica. Si no comprendemos que, en determinadas áreas, es necesario que observemos una estricta disciplina, dificil futuro nos aguarda.

Se han dado habitos francamente nocivos que no han ayudado en nada al partido. Personas que no han tenido ningún papel relevante en otros partidos, han recurrido al nuestro para encontrar ese protagonismo que tanto desean.  Muchos, en una actitud que podría calificarse de cobarde, se han colocado tras las siglas del partido para manifestar sus pareceres personales en vez de hacerlo en primera persona, de esta forma no han tenido que significarse políticamente y permanecer de forma casi anónima.

Para colmo, el número de las redes sociales ha crecido, sin control, desde las propias provinciales hasta las de municipios muy pequeños. La mayoría de ellas carecen en absoluto de sentido, si acaso para justificar la actividad de muchos Coordinadores que carecen de ningún talento ni iniciativa o, peor aún, a intereses particulares. Los contenidos que se publican en estos canales  no responden a ninguna plan, planteando las publicaciones más en lo que yo he llamado “calentones” que  en objetivos más definidos marcados por el partido. Realmente, en mi opinión, una política juiciosa por parte del partido obligaría a cerrar todas estas cuentas de twitter o facebook que comprometen la viabilidad del partido y establecer unas reglas más severas, dándo al responsable nacional más control sobre este particular y poniendo al frente de las que queden personas comprometida, disciplinadas y que tengan alguna idea de lo que está haciendo.

El peor enemigo de nuestras redes sociales, somos nosotros mismos. Visto lo visto, vale la pena tomarse el tiempo necesario para evaluar la situación, establecer un nuevo punto de partida, eliminar las redes innecesarias, y planificar una nueva estrategia de comunicación. Esta vez deberíamos aprender de los errores pasados e intentar no caer de nuevo en ellos.

Hubiera venido bien desde el principio una estructura más jerarquizada, con unos objetivos bien planteados así como la planificación de una estrategia común. Unas métricas que deberían remitirse mensualmente a la dirección nacional para evaluar el progreso de cada red en cada una de las provincias de España. Una mayor comunicación tanto horizontal como vertical, ordenada por temas, en los que los distintos responsables pudieran nutrirse de las iniciativas y/o aciertos de sus compañeros. Con toda esta arquitectura, con esta fuerza de trabajo, habriamos llegado a las personas de una forma más directa y convincente.

actitud de matonismo en la política en España

A pesar de las alturas de siglo en el que vivimos, cada día recuperamos pasadas actitudes en algunos países del viejo continente. El matonismo propio de los estados fascistas del siglo pasado se vuelve a repetir en nuestras calles en España. Imponer ideología a base de golpes y agresiones se está convirtiendo en el pan nuestro de cada día de la izquierda o los republicanos en España.

Los ejemplos los podemos enumerar a diario. Cualquiera que se atreva a manifestar alguna cuestión que no esté bien considerada por la izquierda radical en este país se arriesga a ser zarandeada, cuando no agredida verbal o físicamente.

 

Cuestiones que no sean “políticamente correctas” o que se aparten del ideario que, de un tiempo a esta parte, se está intentando imponer en este país, son inmediatamente contestadas con agresividad, tachando a los autores de fascistas o cosas peores. Agresiones y calificativos mezquinos e hipócritas, dicho sea de paso, puesto que ese totalitarismo en el ideario es más propio del fascismo histórico que pudo darse en italia a mediados del siglo pasado, o el que utiliza la izquierda como forma de expresión habitual en la actualidad.

La derecha, lejos de hacer frente a estas provocaciones populistas y actuar con firmeza haciendo que la ley y el respeto por las opiniones de los demás sean garantizado, se ve superada por los acontecimientos. Emergen una y otra vez sus complejos y, por ende, termina cediendo en las presiones y amenazas que lanzan un día si y el otro también éstos antisistema.

Esta falta de respeto al estado de derecho, por más que a los representantes de la izquierda se les llene la boca con el término democracia o cualquiera de sus derivados, acabará irremisiblemente en regimenes democráticos. La izquierda es y ha sido históricamente la antítesis de cualquier espírititu remótamente democrático. Ha sido la causante de guerras civiles y regímenes totalitarios que han empobrecido no pocas naciones, en Europa y fuera de las fronteras del viejo continente.

Lejos de aprender las lecciones que nos muestra la história, caemos una y otra vez en ignorar sus enseñanzas, en mostrarnos débiles ante aquellos que pretende socavar las libertades y el bienestar de los ciudadanos imponiendo un pensamiento único y, en muchos aspectos, contra natura. Si no actuamos con valentía haciendo frente a estos desafios, tendremos únicamente lo que merecemos.

redes sociales como pilar de la comunicación en política.

Las redes sociales, como un medio no un fin, supone una poderosa herramienta para las formaciones políticas. A nivel internacional es fácil mencionar valiosos ejemplos que no hacen más que dar argumentos a favor. Sin embargo, puede ser un arma de doble filo; mal utilizada no sólo no responderá a los objetivos propuestos por la formación política, al contrario, será un lastre demasiado pesado como para superarlo.

El progresismo, tanto a nivel nacional como a nivel internacional, ha sabido sacar provecho de ésta novedosa tecnología. Desde siempre han estado predispuestos para la movilización. El efecto llamada entre ellos siempre ha funcionado. Mucho más fácil ahora, con el aditamento de que esta herramienta les facilita manipular el mensaje y, por tanto, a las masas.

Los partidos conservadores, por contra, siempre menos proclives a la movilización, no han sabido sacarle el provecho a la comunicación 2.0. En mi opinión, esta diferente actitud a la hora de confrontar la realidad, menos participativa, ha tenido como consecuencia que sea usada con menos frecuencia o intensidad.

A pesar de la apariencia asamblearia que muestra la izquierda en público, la opinión en estas formaciones está fuertemente jerarquizada, controlada y funcionando con una estrategia muy bien definida, coherente y todos trabajando en la misma dirección.

Esta filosofía de trabajo no parece haber sido asimilada por la nueva derecha. A pesar de disponer del mejor programa electoral, la comunicación es una disciplina que aún no ha sido coordinada. A pesar de su importancia, no se acaba de entender la importancia que ésta área tiene dentro de la formación política. El éxito vendrá cuando el partido tome conciencia de éste tema.

reivindicando la memoria de Benedicto XVI

La deteriorada situación que domina la Iglesia Católica como institución -no así sus valores- hace que ésta tome un camino de deslustre a un ritmo que amenaza incluso con su propio colapso. Desde sus propias raices, a mis ojos, pierde toda su credibilidad. No ayuda en nada la dirección que han tomado sus actuales dirigentes. Creo sinceramente que se encuentra perdida y sin rumbo. Todo ello no es óbice para reconocer las grandes figuras que han encabezado a la Iglesia en el siglo pasado. En mi opinión, una de las más grandes e incomprendidas es la de Benedicto XVI.

Recobran hoy actualidad sus palabras pronunciadas en la Universidad de Ratisbona: Discurso de Benedicto XVI en la Universidad de Ratisbona, Sus polémicas palabras, en aquellos días, nos advertían de los grandes problemas estructurales del islam: la incomunicación entre la razón y la religión.

El echo es que los acontecimientos actuales le han dado la razón. Es Islam aún no ha recorrido los caminos que Europa transitó, en las que estas cuestiones fueron seriamente debatidas. Al final se encontró la ruta para diferenciar entre el poder político y la fe religiosa. El mundo musulman, por contra, se encuentra aún anclado en un mundo medieval, eso si, peligrosamente armado.

Y a pesar de no pretender afirmar, en este artículo, una generalización de que los todos los musulmanes son proclives al yihadismo terrorista, si es justo aceptar que existe una semilla cultural que mueve a acomodados jóvenes en el mundo occidental a unirse al movimiento extremista que representa hoy el autoproclamado Estado Islámico.

Occidente no puede más que aportar su própia experiencia para que la cultura medieval musulmana progrese rápidamente a una mentalidad moderna. Siempre, por supuesto, sin permitir que esta patología religiosa destruya el mundo y los valores occidentales en los que hoy vivimos.

alertas a timos y estafas

Que la aplicación whatsapp se haya convertido en un referente de comunicación es un hecho. Sin embargo, precisamente por ello, también se ha convertido en el objetivo preferido de pillos, mangantes, vividores y delincuentes de todo color que pretenden hacer su agosto a costa del prójimo.

Timos y estafas están a la orden del día. Precisamente por eso tenemos que andarnos con cien ojos, no pecar ni de ingenuos ni descargar cualquier cosa que nos pongan delante de las narices. El peligro acecha por todos lados. El que quiera pasarse de listo, acabará como el gallo de Morón: sin plumas y cacareando. Ojo pues con los chollos.

Para los que quieran estar avisados, aquí les enumero alguno de los timos y engaños más frencuentes.  ¿Habrá más que no se citen en esta lista?. Seguramente. Invito al lector que conozca alguno del que no hable, que lo escriba en la sección de comentarios.

Hace poco whatsapp anunción una mejora en la seguridad de sus comunicaciónes cifrando la comunicación. Hasta aquí, un punto positivo para la popular app. Pero que nadie se de por totalmente protegido, siempre vendrán actualizaciones que vendrán a mejorar la situación; y siempre habrá agugeros que pueden romper esa seguridad.

Pasando por alto el tema anterior de la seguridad en las comunicaciones, recientemente apareció lo que realmente es el primer tipo del que hablaremos en éste artículo: whatsapp gold, la app que utilizan los famosos. ¡Manda narices!. Un iman para ingenuos o cotillas de toda clase, color y condición. Evidentemente esta aplicación como tal no existe, Eso si, será una fuente para usar nuestros datos personales de forma fraudulenta. Y cuando digo datos, me refiero a todos los que virtualmente tenemos almacenados en el telefono, que son un montón.

¿Solución?, pues restaurar el telefono completamente, y dedicar una tarde a cambiar todas las contraseñas de todos los servicios que tengamos contratados o en los que nos hayamos afiliados.

Aquí tenemos otro timo que viene al dedo para listillos, curiosos, cotillas o cazadores de parejas potencialmente infieles. Para estos últimos, recomiendo un detective; a la larga va ha ser más barato. ¿De verdad te creias que te podías descargar una aplicación con la que espiar las cuentas de otros usuarios?. ¿También creerás aún que existe el ratoncito Pérez?, ¿verdad?. Pues siento decepcionarte, la respuesta es: no. ¿Qué has conseguido con ello?, pues permitir que otros entren en tu sistema y se hagan con tus datos personales, y gratis. Has pagado bien caro tu ingenuidad y tu morbosa curiosidad ¿no crees?.

Para los avanzados a su tiempo y a la tecnología, cuidado con los parches que prometen funcionalidades fantásticas. Estas también son un timo. Si pretendes una integridad completa de tus datos no te descargues nunca estos parches. Además, voy a aprovechar este punto para recordarte que muchos tienen entre otras aplicaciones en su móvil la app que te conecta a tu banco en el que tienes abierta la cuenta corriente. ¿Le vas a ofrecer la contraseña gratis al timador?. ¡Hombre!, ya puestos, ¡invitalo a comer de paso!.

En el momento en el que whatsapp anunció una app oficial para la consola de tu ordenador, aparecieron un sin número de programas que prometian lo mismo. Otra vía más para atacar la ingenuidad y los datos del usuario. Obviamente, acude a la versión oficial.

Para los que aún no lo saben: whatsapp no tiene contestador. Whatsapp no manda ningún correo advirtiendonos de que no recibimos un mensaje. Y si se nos ocurre abrir ese mensaje, no haremos otra cosa que descargarnos un bonito virus a nuestro dispositivo. Si luego tiene que llevar tu móvil a un técnico y pagarle lo que te pida, no será por que no te lo he advertido.

Como véis, los timos en los que podéis caer no son más que una mezcla entre unos delincuentes que quieren vivir gratis a vuestra costa y de vuestra ingenuidad o exceso de confianza -por no llamarlo de otra manera- a la hora de descargarse cualquier cosa.

otra día más en el paraiso

Lleva camino de convertirse, la jornada laboral, en una tarde anodina. Las gotas de sudor recorren mi rostro, y es que, como todos los porteños, estamos disfrutando de un sol de justicia. Apenas los más valientes se atreven a caminar sobre el abrasador calor que desprende el asfalto camino de la playa. Lo se por que puedo verlos apenas levantando la vista por encima del mostrador de recepción. Las cristaleras de la puerta me ofrecen un panorama privilegiado.

Una familia acaba de entrar al hotel. ¡Todo un alivio!. Una escusa para poner el aire acondicionado. Al menos se refrescará la entrada del pequeño hotel en el que trabajo. Sirvo rápidamente un par de cafés, un par de botellas de agua y una cerveza. En total cinco euros. La primera entrada en caja de la tarde. Me quedo pensativo apoyando mis manos sobre la barra de la pequeña cafetería del hotel … ¡si de estos ingresos va a depender mi sueldo y mi trabajo, aviado estoy!. Bueno, realmente, no tendría que preocuparme. Lo que no consiga aquí, lo buscaré por otro lado.

Como sonidos de fondo la animada conversación de los que acaban de entrar. Están sentados en una de las mesas de la cafetería, justo la que hay al lado de la salida del aire acondicionado. Desde mi lugar de trabajo le lanzo una mirada furtiva. La mujer de más edad bebe la botella de agua como si no hubiera mañana. Pienso: espero que no esté demasiado acalorada o habrá problemas. No es la primera vez que veo desmayarse a una persona después de llegar acalorada y beber agua fría a grandes tragos. La historia nos enseña también sobre esto. No ha sido el primer rey que murió por esta causa. ¿Acaso no aprendimos la lección?. O quizás no fuimos especialmente diligentes en las clases de historia del bachillerato. Puede ser que sea una mezcla de ambas cosas.

Acaba de marcharse Carmen. La camarera de pisos del hotel. Así las llaman ahora ¿no?. Todo un alivio. Sus complejos de inferioridad la hacen insoportable. Más aún, la moda de hoy en día para todos esos mediocres que intentan resarcirse de su situación laboral o personal afirmando que son víctimas de no se qué imperialismo. Puede ser que una persona se sienta perjudicada no estando en el momento justo y en el lugar adecuado. Simplemente, la mayoría no se esforzaron lo suficiente. Era más divertido perder el tiempo en vez de afanarse en completar sus tareas. Ahora vuelcan su resentimiento sobre cualquiera que se les ponga a tiro.

Voy a dejar funcionando el aire acondicionado un poco más. A pesar de que, la familia que conversaba animadamente en la cafetería ya se retiró a sus habitaciones, veo en el planning que pronto habrá dos entradas más. Vamos a intentar recibirlos con un ambiente más agradable.

Miro el reloj. Son las seis de la tarde. Y ¡que calor hace en la calle!. Esta noche promete ser trepidante. No habrá quien duerma. Y ese merecido descanso me resulta esencial, más cuando mañana también trabajo en el hotel. Pero parece que esta noche tampoco disfrutaré de él. Me quedan cuatro horas de jornada laboral. Apenas unas pocas cosas más que hacer. Me gusta dedicarme desde un principio a tenerlo todo listo. Así, después no habrá sorpresas.

Fantaseo un poco a propósito de lo que cambiaría en el hotel si fuera mio. Probablemente haría cambios en el personal. Hay más de uno que ha perdido la pasión por su trabajo y se ha acomodado demasiado bien en hacerlo todo a medias. Quizás cambiaría el color de las paredes, repararía tal y cual cosa. Un comedor, eso es algo que le falta al hotel. Y, por supuesto, el orden. Ese orden que tanto añoro. Hay almacenes en los que parece que ha entrado una violenta ventolera que ha dejado todo esparcido por el suelo. Eso sería lo primero en lo que pondría mi atención. Fantasías, porque, al fin y al cabo fantasear es gratis. Como no me toque la lotería o descubra un pariente rico del que recibiré una jugosa herencia, tendré que conformarme con seguir soñando.

Pero, ¡para que quejarse!. Se podría decir que he conseguido muchas cosas de las que me propuse. Otras se han quedado olvidadas por el camino. Inaccesibles. Puedo conformarme con lo que tengo. Pienso que, si no alcancé más, no fue sólo por culpa mía. La situación económica que vivimos no ayuda especialmente al emprendedor a desplegar sus alas y volar, volar muy alto.  Si no tienes un padrino que te avale, tendrás que resignarte a vivir en el suelo, como muchos de mis compatriotas. Sobrevivir otro día mas en el paraíso.